Restaurantes > Restaurantes Recomendados en Bogotá > LA BRASSERIE

 

 

 

LA BRASSERIE

 

 

   
 

Carrera 13 No. 85-35. Teléfono: 257-6402

 

Bogotá D.C. - Colombia

   
   
 
 

MASCOTAS  *  CRUCEROS

|

La Brasserie es un nuevo restaurante de Bogotá, decorado con gusto, bien pensado y con personal cuidadosamente seleccionado para cumplir muy bien con algunos estándares. Tiene una amplia sección donde no se fuma y por tanto se respetan los derechos de los no fumadores, y tiene otra amplia sección donde se respetan los derechos de los fumadores. Al fondo del restaurante, a continuación de la sección de los fumadores hay una preciosa terraza que sirve como excelente marco de decoración para todo el restaurante La Brasserie.

 
Las siguientes son nuestras apreciaciones de La Brasserie:
 

  Ambiente: nuestra calificación es <Excelente>

  Iluminación: se recomienda llevar linterna

  Música: inadecuada

  Servicio: rápido

  Presentación de platos: correcta

  Precios: un poco excesivos

 
 

Antes que nada, en los restaurantes le sirven a uno al sentarse, unos pequeños aperitivos de entretenimiento mientras se ordena. En La Brasserie nos pusieron una cestita con pan francés que no me atrevo a denominarlo "baguette", por no abusar del término, aunque creo que algún otro pan sin gracia alguna había. Lo que si estuvo bien fue que nos pusieron una mantequilla de aceitunas que podría haber obtenido una buena calificación, si no fuera por los panes. Era un lunes, así que quizás ese detalle pudo tener algo que ver, puesto que no se esperan grandes cantidades de comensales en lunes, y sin embargo La Brasserie estaba lleno.

La selección nuestra en La Brasserie fue la siguiente: de entrada pedimos unos escargot que aunque estaban bien, echaban de menos la salsa de mantequilla de ajo que suele tener el caracol por dentro, porque estaban un poco secos. El tamaño era perfecto, fueron servidos con las pinzas correctas y la cantidad servida, la usual. Obtuvieron una calificación de 7.

Pedimos también de entrada en La Brasserie, un Brie Crocante que, no era en absoluto crocante y lo que es peor, estaba hecho con el peor brie que se fabrica en Colombia, lo cual ya es decir. Tenía una salsa amarga que no es un sabor que le convenga, y fuera de eso estaba frío. Llamamos al camarero para informarle del desastre y le dio igual, fue como si le hubiéramos dicho que estaba muy bueno, se limitó a sonreir. Este camarero de la sonrisa infundamentada era sin embargo otro distinto al que cuando se dio cuenta de que por la iluminación equivocada no podíamos leer la carta, ni se inmutó, ni nos ayudó trayéndonos una lámpara. Es por esto que calificamos el servicio de "displicente".

La tercera entrada solicitada fueron unas Albóndigas de Cordero que estaban deliciosas con una salsa muy adecuada, la cantidad servida era la correcta para una entrada y el plato estaba muy bien servido. Calificación: 10

Como plato principal pedimos un Chuletón y unos Lomos de Cajún. El chuletón era de una buena calidad y estaba bien hecho, en su punto y con un sabor muy agradable. El acompañamiento sin embargo era excesivamente simple y barato, más propio de algo asi como un "McDonalds". Ese acompañamiento consiguió rebajarle la calificación a un 7.

Los dos lomos de Cajún que pedimos resultaron un plato bastante gris, con un acompañamiento del mismo color y tan simple era el plato, que no da ni para comentarlo. Calificación: 4.

De postre pedimos unas crepes con dulce de leche y unos profiterol. Las crepes merecieron una calificación de 0, porque estaban viejas, o congeladas y mal descongeladas, no sabemos cuál era su problema pero era claro que no estábamos frente a un buen postre, sino a algo realmente descuidado. Los profiterol no pudieron conseguir un 10 en forma alguna, pero si un 7.

La cava de vinos es relativamente extensa pero dirigida a quienes estiman que el vino argentino ostenta la calidad que claman "los argentinos". También hay vinos chilenos, de los cuales algunos son buenos, y también tenían unos pocos españoles. Nosotros elegimos un Sangre de Toro de Torres que nos facilitó y mejoró la comida en general, a pesar de ser un vino corriente en España que se compra a precios muy bajos cuando no se trata de cosechas especiales, como era nuestro caso. La cuenta, para tres personas fue muy cercana a los trescientos mil pesos que, al cambio de hoy son unos CIENTO SESENTA DÓLARES.

Al final pedimos café, que es uno de los termómetros para saber cuándo un restaurante es bueno o malo y...... el café estaba muy bueno, francamente bueno, de manera que mírese como se mire, podemos tranquilamente calificar a La Brasserie como "un buen restaurante". Para terminar quisiéramos aclarar o esclarecer algo respecto del servicio: cierto es que hubo dos fallos graves, el de no habernos ayudado con la falta de luz, y la lamentable forma como recibieron nuestra queja sobre el Brie, pero aparte de estos dos fallos, es apenas justo declarar solemnemente que, el servicio fue amable, agradable, rápido y eficaz.

   

 

 

 

 

Indice General de Navegación

 
Inmuebles Ofrezco Fincas Recreo Busco Inmuebles Clasificados GRATIS Platerías & Joyerías Vehículos
Medicina Salud Arte Antiguedades Odontología Restaurantes
Eventos Sudaderas Avisos Varios Células Madre Contáctenos Entreténgase
Quiénes Somos Preguntas Frecuentes Nuestras Ventajas Cómo Anunciarse Cláusula Legal 

B a c k